Blogia
El RECINTO de Omar González

UN CANTO AMIGO

UN CANTO AMIGO

Este relato en realidad ya tiene algunos cortos ayeres, pero quise presentarla a ustedes, pero para ello debo contarles una anécdota importante en mi vida.

Desde hace algún tiempo, publico un blog dedicado a mi tierra natal: Apan, Hgo. http://apan.blogia.com , y entre las bendiciones que tiene el Internet, una persona de Bercedo, España me contacto, pues sus padres fueron dueños de una de las Haciendas ubicada en las cercanías de la ciudad de Apan, Don Carlitos Velasco deseaba encontrar un contacto en Apan para poder investigar más en torno a la estancia de sus padres por estas tierras, evidentemente me ofrecí a hacer algunas investigaciones y cada que lograba reunir datos que consideraba fueran de su interés se los hacía llegar vía mail, siempre considere que los correos contenían precaria información sin embargo, a cambio recibía correos donde el agradecimiento, la alegría y el entusiasmo se desparramaban,y por supuesto, ello venia acompañado de la plena satisfacción de poder cooperar aunque fuera con un poquito.

Hice una amistad a distancia con Carlos Velasco , pero lamentablemente, en vísperas de año nuevo 06, recibo un correo donde se me informa que Don Carlitos había fallecido, sobra hablar del efecto que esa noticia tuvo en mí, como un empobrecido homenaje dedique un espacio en la portada de la página de Internet a Don Carlitos (da clic aquí para leerlo)
y más adelante escribí también algunas líneas en su honor (da clic aquí para leerlo) .

Pero el pasado 10 de Mayo de este 2008, mientras tocaba en el Restaurante “Fonda del ángel” de mis amigos Lalo y Cinthya aquí en Apan, esperaba la llegada del señor Javier Velasco (hermano de Don Carlitos) quien tiempo atrás me comentaba que visitaría México y que por supuesto quería conocer Apan y la Hacienda de Espejel.

Tras saludarnos con emotivo abrazo, quise dedicar algunas palabras y una melodía a nuestros amigos de España y por supuesto a mi gran amigo Carlos Velasco ; una charla por demás amena fue la que sostuvimos aquella tarde y nos despedimos compartiendo el micrófono cantando “Y nos dieron las diez” de Joaquin Sabina.

Gracias Don Carlitos porque aún a ya casi 3 años de distancia me sigue regalando satisfacciones, gracias Sr. Javier por tan grato momento y celebro enormemente que le haya agradado la ciudad y por supuesto su visita a la Hacienda, ojala no sea la última vez que nos visiten.

Les envió un fuerte y afectuoso abrazo a mis amigos de Bercedo , y bendita la música que nos regalo un pretexto para ser más felices aquel día.

Atte. Su amigo Omar González

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres